Sirenas en la noche por los mocos de Nachito

Publicado previamente en: http://mimedicodecabecera.blogspot.com.ar/2012/02/sirenas-en-la-noche-por-los-mocos-de.html

En este reino del revés donde nada el pájaro y vuela el pez pasan cosas simpatiquísimas.

A ver... Como dicen, cada vez más, los estúpidos entrevistados por la radio, cuando el periodista que algún día debe haber soñado ser como Carl Bernstein y Bob Woodward (los periodistas del Washington Post que se llevaron puesto a Nixon por lo de Watergate) les pregunta alguna cosa.
Me molesta el A ver hasta el punto de apagar la radio. Porque se convirtió en muletilla y porque de alguna forma el averdiciente está diciéndote: Bueno, me voy a tomar el trabajo de bajar del pedestal para explicarte esta obviedad.

En mi Humilde opinión... como suelen empezar otros estúpidos, que también me hacen apagar la radio porque quienes dicen En mi humilde opinión, lo que menos tienen es humildad y se creen dueños absolutos de la verdad.

Son las dos de la mañana en Recoleta.

Ignacio (Nacho, obviamente; cuatro añitos) tiene treintayochocuatro, la carita colorada, moquitos en la nariz y está muy molesto.

Macarena (Maca, obviamente; veintiocho añitos), su mamá, está superestresada por un día vertiginoso que incluyó pilates a la mañana, dos reuniones para la fiesta sorpresa del cumple de 30 (añitos) de Nicolás (Nico, obviamente) una reunión con las chicas todas madres de compañeritos de Nacho por la obrita de teatro que están haciendo para el egreso (con Toga, como en Harvard, obviamente) de los nachitos del pre-escolar, la visita al kinesiólogo por esa contractura cervical, y al gastroenterólogo porque yo soy de las que me guardo todo y por algún lado tengo que explotar, me dijo Raquel en la última sesión de análisis que me dejó de cama pero que me enseñó que tengo que pensar más en mí misma, viste.

Nicolás (Nico, obviamente) marido de Maca y papá de Nacho vino con un humor de perros porque es de River y se acostó después de ver como acostaban a River en el Monumental.

Nachito venía mal desde la mañana, pero esperaron (ahora son las dos de la mañana, les recuerdo).

Maca despierta a Nico y le cuenta que Nachito está molesto.

Nico ladra un poco pero tira la solución (por algo es ingeniero industrial con embiei en el IAE):

-Llamá a MEDICARD

A las tres y cuarto cae MEDICARD por el hogar de los Bonnet Rivarola.

MEDICARD mandó ambulancia, con chofer y con médico. Sí: AMBULANCIA, CHOFER y MÉDICO.

Los Bonnet Rivarola tienen el plan 910 que te cubre hasta dos liftings por año.

Macarena, visiblemente indignada por lo que tardaron, hace pasar al doctor por la puerta de servicio y se jura que mañana se lo va a contar a Marcelo Longobardi. La atención médica es un escándalo, piensa (sí, a veces Maca piensa).

Queridos lectores:

Discúlpenme.

A ver...

En mi humilde opinión...

Nachito tiene algo que ya todos sabemos: un resfrío, o resfriado común, o coriza simple como se decía en los viejos textos de medicina, o romadizo (como dice la Real Academia Española; palabra que se debe haber usado cuando Cervantes se resfriaba de chiquito y la mamá tenía que llamar a Molimed), o virosis del tracto respiratorio superior, o virosis respiratoria alta.

Nachito, en la jerga médica, de esas rondas en que los médicos nos contamos los casos tiene un resfrío pedorro.

Solo en un país berreta, donde la medicina es un bien de consumo parecido a un shopping, una ambulancia, con un chofer y con un médico, está disponible para ir a ver un resfrío pedorro del hijo de Maca y Nico Bonnet Rivarola.

Solo en un país berreta que despilfarra recursos y abarata la mano de obra, por un resfrío pedorro, se llama a un servicio de salud, se envía una ambulancia (sí, UNA AMBULANCIA) y un médico (sí, UN MÉDICO) para ver un resfrío en la casa y darle... adivinen qué: un bañito, paracetamol e ibuprofeno y juguitos. Algunos burritos te sacuden Amoxi... porque el moquito está verde.

Porque las ambulancias son para trasladar enfermos graves.

Porque en los países serios, donde los servicios médicos son serios (y caros), no hace falta que vaya un médico a la casa.

Porque en los países serios si llamás por teléfono a las tres de la mañana por los moquitos de Nachito te atiende un paramédico que sabe, te hace tres preguntas y te dice que le des un bañito, paracetamol o ibuprofeno, líquido y si el pibe está taaaaaaaaaan mal, mañana, saques la nieve (y si es necesario te cagues a golpes), agarres el Volvo y lleves a Nachito a su médico. Ahora que lo pienso, en los países serios hay nieve. ¿Será cuestíon de temperatura que somos tan burros?

Y si en los países serios, tenés 70 años, fumaste toda la vida, te llamás Bjorn, te duele el pecho, el dolor se te va a los brazos, estás transpirando y te falta un poco el aire. Te atiende la misma persona (que no es médica) y te manda una ambulancia que es como un camión, que lleva oxígeno, adrenalina, nitritos, cardiodesfibriladores, sueros, jeringas y en la que van...

¿Dos médicos?

No.

Dos PARAmédicos. Dos señores que hicieron una carrera y que saben cómo se atiende y/o resucita a un moribundo.

Y por si no se dieron cuenta, al septuagenario, que se llama Bjorn, le está estallando el bobo de un infarto.

En nuestro país, algún vivo, algún día, inventó el médico a domicilio. Inventó que vaya en ambulancia. Y nos hizo creer que eso es calidad y que si no va la ambulancia a la casa en 15 minutos a sonarle los mocos a Nachito es una vergüenza y un escándalo y Nico se lo va decir a Longobardi y el ingeniero Jorge (Bonnet Rivarola, papá de Nico) va a mandar una carta a La Nación y Teresita (Nuñez Saavedra de Bonnet Rivarola, la mujer de Jorge, mamá de Nico, suegra de Maca y abuela de Nachito) se lo va contar a sus amigas para que le llegue el asunto a Magdalena (Ruiz Guiñazú) y lo diga a la mañana por Continental. Y Magdalena, a quien respeto, alguna vez se ha hecho eco de esas quejas.

Y el Jonatan, habitante de una de las 31 villamiserias de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, trabaja limpiando parabrisas en Salguero y Libertador y nunca vio a un médico.

Y así están las cosas.

¿Terminaremos algún día de hacer las cosas tan mal?

En el país desarrollado:

Nachito se llama Theo
Nico se llama Lars
Maca se llama Ingrid
Lena se llama la médica de Nachito
Suecia (por ejemplo) se llama el país

POSDATA:
No soy comunista, ni mis ideas zurdas. Soy consciente de que en muchísimos países del mundo ni siquiera hay atención sanitaria, soy consciente de que en la gran mayoría de los países del mundo (aun en los muy desarrollados) la atención sanitaria es mala e inequitativa, pero también sé que hay países del mundo en los que la cosa funciona muy bien: Suecia, Noruega, Finlandia, Holanda, Canadá, Reino Unido y algunos más (en todos nieva, estamos jodidos). Y también sé que si no tuviéramos tantas y tan burras autoridades sanitarias (polítcos, sindicalistas y médicos con fines de lucro), en nuestro país, las cosas se podrían hacer mejor.

Y digo estas cosas no porque me crea un iluminado sino porque también soy consciente de que muchos de los que me leen y casi todos los que no me leen, jamás repararon en que una ambulancia por un resfrío es una bestialidad.

Abrazos y paracetamol.