Nota sobre las virosis y el colegio, para entregar a los pacientes

¿Cómo manejarnos con los resfríos y el colegio?*

Basado en un artículo del Dr. Perri Klass, publicado en el New York Times el 9 de febrero de 2009.

Los médicos en general, estamos más preocupados por evitar que los niños pierdan un día de colegio que sobre el riesgo de poder contagiar a sus compañeros.

¿Qué sabemos sobre los resfríos comunes y cómo se transmiten?
¿Cuán contagioso es ese niño que tose por semanas?
¿Qué pasa con el que tiene mocos?
Hay muchos virus diferentes.

La Dra. Carolina Breese Hall, profesora de pediatría y medicina de la  Universidad de Rochester, tiene particular interés en la transmisión de los virus e hizo, años atrás, un estudio sobre el virus sincitial respiratorio.

Este virus puede causar serias infecciones en los niños, pero en los niños en edad escolar y en los adultos, generalmente causa un resfrío común. La Dra. Hall observó de qué manera los niños hospitalizados transmitían o no transmitían el virus a:

1. Quienes se sientan en la habitación a más de medio metro del niño
2. Quienes entran en la habitación cuando el niño no está y tocan el área alrededor de la cuna
3. Los que alzan y miman al niño

Los que se sientan en la habitación no adquirieron el virus. Los que lo alzaron y mimaron sí y los que tocaron el área también. Era más probable adquirir el virus tocar la cuna vacía sin el niño en la  habitación que sentarse en la habitación con el niño presente.

Los niños con infecciones virales pueden contagiar antes de tener los primeros síntomas así como cuando sus síntomas desaparecieron. Por otra parte, algunos niños con virus sincitial respiratorio pueden toser por semanas, no porque tengan aún partículas virals sino porque el virus ha afectado sus tejidos pulmonares que aún no se recuperaron.

Por ello, podemos tener un niño asintomático que porta el virus, un niño que tose y ya no lo porta e infecciones por partículas virales que están en superficies y objetos. No es práctico mantener fuera del colegio a todos los que esparcen virus.

¿Cómo reducimos las infecciones?
La única medida que funcionó bien en la prevención de la transmisión de las enfermedades virales es el lavado de manos. 
Inclusive para aquellos virus que se esparcen por “aerosolización” es decir por las gotas microscópicas que esparcimos cuando hablamos,  respiramos o tosemos.

La conclusión más importante es: que su niño no vaya al colegio sólo si tiene fiebre o si se siente mal como para ir al colegio.
No se preocupe por la nariz “mocosa” de la última fila. La vacunación antigripal anual es un buen método para evitar la 
gripe.

La gripe es una virosis respiratoria con fiebre, dolores musculares, irritación ocular y abatimiento y otros síntomas. 
La mayoría de los resfríos, no son gripe. Los medicamentos para combatir los síntomas (especialmente los que asocian analgésicos, antihistamínicos, y descongestivos) deben ser evitados. No acortan el proceso y pueden tener los efectos 
adversos de las múltiples drogas que asocian.

Los antihistamínicos no tienen ningún sentido ni aplicación. Los antihistamínicos pueden tener utilidad en las rinitis alérgicas, cuya causa nada tiene que ver con los resfríos. Si usa algún medicamento para que el niño se sienta mejor, el 
paracetamol en dosis de 500 mg a 1 gramo y el ibuprofeno, en dosis de 200 a 400 mg pueden proporcionar cierto alivio, disminuyendo la fiebre o los dolores de cabeza y musculares.

El reposo no modifica el cuadro pero puede ayudar a sentirse mejor cuando hay fiebre u otros síntomas (especialmente los dos primeros días). Si tuviéramos que elegir algunas medidas para evitar la transmisión en el colegio, estas tres, serían las más efectivas:
1. LAVARSE LAS MANOS
2. LAVARSE LAS MANOS
3. LAVARSE LAS MANOS