¿Cómo hacemos EVIDENCIA?

EVIDENCIA, ACTUALIZACIÓN EN LA PRÁCTICA AMBULATORIA
Es una publicación independiente editada cada tres meses , desde 1997 por la Fundación MF.

Su propósito es contribuir a la educación continua y a la actualización científica de los profesionales de la salud de la región que ejercen su actividad en el ámbito de la atención médica ambulatoria. Contiene información independiente, de alta calidad, actualizada, resumida en forma sencilla y en castellano, sobre temas relevantes de la atención médica ambulatoria organizado en:

- Resúmenes de artículos originales de las principales revistas internacionales, con un comentario a cargo de un profesional de la región, que discute la validez y la aplicabilidad local de la novedad científica, con énfasis en sus aspectos clínicos.

- Revisiones sobre temas clínicos, epidemiológicos, sanitarios o humanísticos. 

- Notas farmacológicas para la actualización rápida de temas de terapéutica.

- Resolución de casos clínicos utilizando la Medicina Basada en la Evidencia.

- Glosario con definiciones de los términos epidemiológicos utilizados.

La información detallada sobre los integrantes del Comité Editorial de EVIDENCIA, su metodología de trabajo y las instrucciones para los autores respecto del envío de materiales para su publicación se encuentran disponibles en Internet:  www.evidencia.org

Dependiendo de la periodicidad de las publicaciones, un grupo de médicos revisores, busca en las principales revistas relacionadas a la atención primaria los artículos más relevantes y de mejor calidad metodológica. Estos artículos son seleccionados en base a la importancia para la práctica clínica de la atención primaria y deben cumplir con siguientes estándares de calidad:

Estudios de diagnóstico
Pacientes claramente identificados con un amplio espectro de la enfermedad en cuestión en los que uno solicitaría la prueba diagnóstica, interpretación del test de referencia sin el conocimiento del resultado de la prueba diagnóstica en estudio, interpretación de la prueba diagnóstica en estudio sin el conocimiento del resultado de la prueba de referencia, utilización de un prueba de referencia objetiva en todos los pacientes, preferentemente con la documentación de criterios reproducibles cuando la interpretación sea subjetiva (ej. medida de acuerdo entre los observadores estadísticamente significativa) y análisis concordante con el diseño del estudio.

Estudios de pronóstico
Grupo inicial de individuos libres de enfermedad o del resultado de interés, seguimiento de por lo menos 80% de los pacientes hasta la ocurrencia de un resultado importante o al fin del estudio y análisis concordante con el diseño del estudio.

Estudios de etiología
Grupo de comparación claramente identificado para los pacientes con riesgo de padecer o que padecen una enfermedad de interés (estudio controlado aleatorizado, cuasi- aleatorizado, controlado no aleatorizado, analítico de cohortes con apareamiento caso por caso o ajuste estadístico para crear grupos comparables, de casos y controles) observadores ciegos al evento o a la exposición, análisis concordante con el diseño del estudio.

Estudios de mejoramiento de calidad y educación médica continua
Distribución aleatoria de los participantes o unidades de estudio a los grupos a comparar, seguimiento de por lo menos 80% de participantes, que la medida del resultado tenga importancia educativa o clínica conocida o probable, análisis concordante con el diseño del estudio.

Estudios económicos acerca de programas de salud o intervenciones
Los servicios diagnósticos o terapéuticos o de mejoría de calidad deben compararse sobre la base de los resultados producidos (efectividad) y de los recursos consumidos (costos). La evidencia utilizada para medir la efectividad debe provenir de un estudio (o estudios) que cumplan los criterios ya citados para el diagnóstico, tratamiento, garantía de calidad, o de un artículo de revisión. Los resultados deben presentarse desde el punto de vista de los costos y resultados incrementales o adicionales de una de intervención sobre la otra. Un análisis de sensibilidad debe reportarse cuando haya incertidumbre en la estimación o imprecisión en la medida.

Artículos de revisión sistemática
Descripción clara de los métodos que indican las fuentes y métodos de búsqueda de artículos, aclaración del tema clínico y detalle de los criterios de exclusión e inclusión para seleccionar artículos para la revisión. La evidencia utilizada para realizar la revisión debe provenir de al menos un estudio que cumpla los criterios ya citados.
Una vez seleccionados los artículos se realiza un resumen estructurado del mismo, siguiendo un esquema definido para cada tipo de artículo y un profesional con experiencia en el tema seleccionado realiza un comentario para evaluar la implicancia en la práctica médica cotidiana.

 

Revistas revisadas por el comité editorial
American Journal of Cardiology, American Journal of Medicine, American Journal of Obstetrics and Gynecology, American Journal of Public Health, Annals of Internal Medicine, Archives of Disease in Childhood, Archives of Internal Medicine, Archivos Argentinos de Pediatría, Arthritis and Rheumatism, British Medical Journal, Canadian Medical Association Journal, Chest, Circulation, Cochrane Database of Systematic Reviews, Diabetes Care, Gastroenterology, Heart, J Child and Adolescence Medicine, Journal of Family Practice, Journal of General Internal Medicine, Journal of Pediatrics, Journal of the American College of Cardiology, Journal of the American Geriatric Society, Journal of the American Medical Association, Medicina de Buenos Aires, New England Journal of Medicine, Pediatrics.

 

Sistema de arbitraje y revisión de pares
Todos los comentarios originales de los artículos resumidos de otras publicaciones; así como todos los artículos originales recibidos son enviados en primer término a un revisor inicial, quién sugiere cambios y correcciones y/o la aceptación o rechazo del artículo. El revisor inicial se concentra principalmente en los aspectos metodológicos y clínicos.
Una vez terminado este proceso, el artículo pasa a un revisor final (casi siempre miembro del comité editorial) quién hace las últimas sugerencias y/o propone los últimos cambios (generalmente mínimos a esta altura del proceso). El revisor final también actúa como corrector de estilo y de normas de publicación.
Al final de estas etapas se devuelve la versión final del material a los autores y se les pide una confirmación de su aceptación. La duración de este proceso es variable, según la longitud del artículo y los cambios sugeridos oscilando entre dos y cuatro meses.