La rosiglitazona aumentó la incidencia de infarto de miocardio

La rosiglitazona aumentó la incidencia de infarto de miocardio.pdf

Rosiglitazone increased myocardial infarction risk. Nissen S et al. N Engl J Med. 2007; 356:2457-2471. 

Objetivos
Evaluar si el tratamiento con rosiglitazona aumenta la incidencia de infarto de miocardio y la mortalidad por causas cardiovasculares.

Fuente y extracción de datos
Revistas médicas, página de Internet de la Administración de Drogas y Alimentos de EEUU (en inglés FDA) y del registro de ensayos clínicos sostenido por GlaxoSmithKline. 

Selección de estudios
42 ensayos clínicos controlados y aleatorizados (15.560 pacientes asignados a rosiglitazona y 12.283 a los grupos “control”) que cumplieron los criterios de inclusión: reporte de eventos cardiovasculares y un mínimo de 24 semanas de exposición a rosiglitazona (2 a 8mg) en monoterapia o en combinación con metformina, insulina o sulfonilureas. Se definió grupo control a cualquier régimen que no incluyera rosiglitazona y los estudios duraron hasta 208 semanas. 

Resultados principales
Muerte por causas cardiovasculares o infarto de miocardio (IAM). La edad promedio de los participantes fue 56 años y el promedio de hemoglobina glicosilada (HbA1c) 8,2 %.

El tratamiento con rosiglitazona incrementó el riesgo de IAM (OR 1,43; IC95% 1,03 a 1,98) y el de muerte por causas cardiovasculares (OR 1,64; IC95% 0,98 a 2,74).  

Conclusiones
El tratamiento con rosiglitazona se asoció a un incremento significativo del riesgo de IAM y a un aumento no significativo de mortalidad por causas cardiovasculares. El riesgo se mantuvo aumentado cuando se comparó rosiglitazona contra placebo, sugiriendo que el mismo se debe a un daño ocasionado por aquella y no por el efecto protector de otras drogas. 

Fuente de financiamiento: Cleveland Clinic Cardiovascular Coordinator Center de Pfizer, AstraZeneca, Daiichi Sankyo, Roche, Takeda, Sanofi-Aventis y Eli Lilly.
Palabras clave: rosiglitazona, diabetes, mortalidad, infarto agudo de miocardio.
Key words: rosiglitazone, diabetes, mortality, acute myocardial infarct.
 
 

Comentario
Desde la histórica publicación del estudio DCCT[1], existe bastante evidencia de que en los pacientes con diabetes tipo 1 tratados con insulina, la disminución de los valores de  HbA1c se asocia a un menor riesgo de complicaciones microvasculares, siendo algo menor esta certeza, respecto del riesgo de complicaciones macrovasculares. En este contexto, los niveles de HbA1c parecían ser un adecuado resultado intermedio para demostrar el beneficio de otros medicamentos, por lo que la FDA los comenzó a utilizar para la aprobación de drogas antidiabéticas. Fue así que en 1999 autorizó la comercialización de la rosiglitazona.

Este meta-análisis pone en tela de juicio a la rosiglitazona y a la forma en que la FDA aprueba gran cantidad de drogas basándose solo en resultados intermedios y no en puntos finales más duros y apropiados.

Considerando que en la población diabética, casi el 65% de las muertes se produce por eventos cardiovasculares[2], este hallazgo es de gran importancia a pesar de que los intervalos de confianza de la mayoría de los estudios incluidos hayan cruzada el “uno” -lo que sugiere que no serían “estadísticamente significativos”- ya que la tendencia repetida fue hacia un aumento del riesgo de muerte asociado al uso de rosiglitazona, aún cuando se la hubiera comparado con placebo, lo que sugiere fuertemente que esta droga produciría daño cardiovascular. Recordamos además, que se suele ser menos exigente respecto a la significancia de los resultados en los estudios que intentan demostrar daños.

El no haber podido contar con la información original –los autores sólo accedieron a los datos disponibles en las publicaciones- y el haber utilizado datos de ensayos clínicos que no habían sido diseñados para evaluar estos resultados, son dos limitaciones de este meta-análisis, lo que implica que sus conclusiones deban ser interpretadas con precaución. 

Conclusiones del comentador
Hasta que contemos con mejores estimaciones del riesgo cardiovascular asociado al tratamiento de la diabetes con rosiglitazona, habría que considerar seriamente sus potenciales riesgos antes de indicarla. 

Benger Juan. La rosiglitazona aumentó la incidencia de infarto de miocardio. Evid. actual. práct. ambul; 11(7): 16, Ene-Feb.2008. Comentado de: Nissen SE et al. Effect of Rosiglitazone on the Risk of Myocardial Infarction and Death from Cardiovascular Causes. N Engl J Med. 2007; 356:2457-2471. PMID: 17517853. 

Recibido el 03/06/2007 y aceptado el 30/09/2007. 

Referencias


[1] The DCCT Research Group. The effect of intensive treatment of Diabetes on the development and progresion of long term complications in insulin dependent diabetes mellitus. N Eng J Med 1993; 329: 997- 1086.
[2] National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion .Diabetes Public Health Resource.1999 Surveillance Report: Chapter 1: The Public Health Burden of Diabetes Mellitus in the United States. Disponible en: www.cdc.gov/diabetes/statistics/survl99/chap1/mortality.htm  


Autores

Estudiante de medicina del Instituto Universitario del Hospital Italiano Benger, Juan

Valorar 32 ¿Tema inapropiado? Enviar por email
Dejar un comentario